Enfoca tu pupila

Loading...

17 de septiembre de 2010

Migración México-Estados Unidos



La migración constituye uno de los fenómenos sociales globales más complejos en el mundo.
En México el flujo de migrantes es significativo y la movilidad migratoria hacia los Estados Unidos ha jugado un papel central en la historia de las relaciones políticas, económicas y sociales entre ambos países.
Es por ello que se requiere negociar en diferentes rubros para que a los migrantes mexicanos se les respeten sus derechos, empezando por su integridad, sin dejar de reconocer que este fenómeno se origina en nuestro propio país debido a la falta de empleos bien remunerados y a la falta de oportunidades para salir de la pobreza, a veces extrema, en que viven cientos de comunidades.
En Estados Unidos,  los mexicanos representan el grupo inmigrante más numeroso.  La mayoría de migrantes son varones, en edad productiva, que cuentan con escasa preparación académica y que se aventuran al vecino país motivados por mejorar las condiciones de vida propia y de sus familias.
El proceso de migración resulta complejo porque impacta en diversos ámbitos: personal, familiar y comunitario.
Si se trata de una pareja o familia, la separación de la familia es la consecuencia inmediata y obvia del fenómeno de la migración. 
En ocasiones se contempla sólo como una opción temporal pero ya en la realidad,  el lapso de tiempo se vuelve indefinido y puede desencadenarse  la completa desintegración familiar.
También impacta en lo social ya que generalmente se forman nuevas familias por parte de alguno de los cónyuges.
Se ha observado que esta dinámica es propicia para que se presenten problemas de depresión, adicción a drogas y enfermedades de transmisión sexual.
En cuanto a los hijos se pueden presentar problemas de abandono, que derivan en problemas de adicción a las drogas y, en muchas ocasiones, el deseo de migrar también de sus lugares de origen.
En referencia al impacto en la comunidad, podemos citar aquellos casos en que prácticamente las comunidades se convierten en pueblos fantasma como se da en algunos poblados de Zacatecas, Michoacán y Jalisco, donde mayormente radican sólo personas mayores, mujeres y niños.

Como problemática nacional, el flujo de migrantes genera la aparición de grupos de “coyotes” o “polleros” que ven un jugoso negocio en el tráfico de personas y en el que han incurrido ya grupos criminales y también funcionarios públicos.
Aunque Estados Unidos no lo reconozca, la verdad es que la mano de obra legal y, sobretodo, ilegal que representan los grupos migrantes, le genera beneficios económicos, sin embargo, los grupos de migrantes padecen la falta de tolerancia,  respeto y reconocimiento que siempre los mantiene en desventaja.
Con este panorama general será necesario indicar que para México definitivamente existen más consecuencias que beneficios para la sociedad.
Sin embargo, el impacto económico que representan las remesas ha alcanzado hasta el 10 por ciento del Producto Interno Bruto –como es el caso de Michoacán- por lo que no es un tema menor ni en lo social, ni en lo económico para nuestro país.

Porcentaje de hogares que reciben remesas en México, según entidad federativa (2000)
Fuente: estimaciones de CONAPO con base en la muestra del diez por ciento del XII Censo General de Población y Vivienda 2000.

Un punto aparte es el fenómeno de la migración en la frontera sur, arriban personas de todo Centroamérica que padecen el mismo proceso de maltrato, violencia y abuso del que nos quejamos con nuestros vecinos del norte.

En este momento se está dirigiendo la mirada hacia esta frontera dados los acontecimientos violentos de los que han dado cuenta los medios de comunicación.

Es relevante no perder de vista que este fenómeno está presentado modificaciones importantes ya que actualmente se conocen testimonios de secuestros masivos, torturas y asesinatos cometidos por grupos criminales contra migrantes centroamericanos.


Información:



 
Otra mirada:

Enfoca tu pupila

trailer de la película Los que se quedan.

trailer de Sin nombre

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada